13 oct. 2010

¿Por qué l=s ate@s atacan a la religión? y ¿Por qué creen l+s creyentes?






Este video lo saque de un canal de youtube  muy interesante,no se pierdan los comentarios que le ponen y como el se defiende...y lo mejor..es el unico que conoce y da pruebas,de lo que se habla en los comentarios.....un tipo muy inteligente este Chujco....SI LES INTERESA EL ATEISMO,CIENTIFICO Y RACIONAL...ENTREN EN ESTE CANAL...http://www.youtube.com/user/IChujcoI#p/a y contacten con el



CARTA DE UN ATEO
Gracias a Dios soy Ateo
Hablar del Opus Dei no es hablar de razón. No es siquiera la mínima parte del regocijante placer de escribir sobre una ejemplización de ser humano, con criterio y sentimientos. El Opus Dei es una panacea utópica. Una tirria sombra de lúgubres santificados demonios. Una postulación de lo imperfecto. Una piña perdida en un desierto. Pero, a pesar de todo ello, trato de entenderlos.
Fundada en los algoritmos eclesiásticos, donde un tal Josermaría Escrivá Balaguer testimonió el sueño en el que “Dios” le invocaba la llamada Santidad Universal, el Opus Dei ( Obra de Dios) nace el 2 de octubre de 1928. Esta prelatura, gobernada por un prelado y compuesta, además, de sacerdotes y fieles, se abre en el camino escarpado de la divinidad autoritaria. Si bien el cristianismo se desfigura en nombres, la llamada de esta secta se basaba en una nimiedad de criterio que la verdad, al principio, terminaba por daros una paliza en la conciencia. Y me refiero a esto porque en un comienzo solo entraban al sueño de Escrivá los hombres, aquellos que nacieron “privilegiados”, con la limpia de pecados, con la pureza que solo ese Dios discriminador hacía en gran parte de las subneuronas de dichos hombres.

Pero la lástima de aquellos masculinos vino después; ya en 1930, en los sueños de Escrivá se estaba limpiando un poco la suciedad en los oídos para escuchar a su Dios decirle que incluyera también a las mujeres. Es gracioso, pero quiero creer que en esos sueños no había hisopos. Y también pienso que “Dios” sufría de amnesia. No deseo pensar que fue adrede, para nada.
En el camino siempre hay de todo un poco. La verdad que paralelamente la estupidez estaba guardándose en aquella casulla negra imaginaria del que PIO XII no soltaba. Esa casulla oculta que terminó por revelar más tarde cuando dirigiese su antipatía hacia los judíos de una manera antisemita. Bueno, al poco tiempo se terminó convirtiendo en el confesor oculto del nazismo; para ser claros, directamente del propio Hitler. La otra historia ya es conocida por todos, pero que sin embargo causa extraña repulsión al ver ya conformada esta congregación opusiana, y que de alguna forma se vieron invisibles en todo momento.
Y a medida que el antisemitismo nazi crecía en Alemania, PIO XII no pronunció palabra alguna contra las políticas que ya se daban en contra de los judíos. Es claro que la Iglesia estuvo bañándose con sus propios demonios.
Saco del tintero una idea que me parece razonable: En el mundo puede haber algo más que creer, que practicar, que someter. Puede haber algo que nos haga sentir dentro de un lazo que no se vaya a la estratósfera, que no caiga en lo descabellado. Eso de lo que el Opus Dei no parece tener.
Abiertos al debate cerrado en sus tabúes, el Opus Dei no concibe la idea de los abortos, de la unión matrimonial de personas del mismo sexo, pero siempre ha tratado de meter las narices en cuestiones políticamente alejadas de esta.
No sé si es que Escrivá haya tenido otro sueño en el que “Dios” le dijera que debían aborrecer a los homosexuales y lesbianas, a las que no deseaban tener hijos, a los que no creyéramos en hojas impresas no de la tinta del propio “Dios” sino de los zafios hombres que dicen representarlo. No lo sé, y no creo que lo sepa nunca. Pues “Dios” solo es un concepto creado por el hombre.
Gracias a Dios soy AteoNunca podré entender que ese Dios sea tan discriminador, o si es que fueron los hombres quienes inventaron esos sueños para derrocar el poder del que tanto alaban. Pienso que debemos ser más consecuentes con la realidad, con lo que vemos. Los del Opus Dei solo viven pensando en los utopismos, en la “fruta que nos mandó a la perdición”, en la imperfección. Y en esta tirita del rosario de catetos solo queda ver que “Dios” no va a cambiar el mundo. Somos nosotros quienes vivimos, y no son entes quienes los hacen por nosotros.
Aún sigo creyendo que la Iglesia Católica es una boñiga vestida de cordero; aún sigo pensando en que el Opus Dei es una cantinflora de la deidad. Aquella que ha sometido las espaldas de todo aquel que se ha puesto en su contra…Aquella de la que tanto ahora quiere impregnarnos morales que ellos nunca podrán darnos de ejemplo.
ESTE ARTICULO ESTA EXTRAIDO DE (AQUI)


No hay comentarios:

Publicar un comentario